¡NO!

No me sale de los cojones.